La experiencia
22 octubre 2015
Autor:

En un taller, a diario se pueden presentar situaciones que si son bien analizadas, nos pueden dejar una enseñanza que nos ayude a crecer. Cuando se habla de experiencia, a veces nos quedamos con la idea de que sólo por vivir, ésta se puede adquirir y nada más falso, pues podemos estar repitiendo cientos de veces el mismo error y no crecer.

¿Qué hacer para aprovechar las vivencias diarias para transformarlas en algo más que una simple anécdota? Reflexionar, preguntar el por qué y el para qué de lo que nos sucede.

Durante mis cursos y consultorías escucho miles de historias, algunas son chuscas y otras dramáticas. Recuerdo el caso de un mecánico que presumía de tener un perro muy bravo para cuidar su taller y la noche en que le robaron, hasta con el perro cargaron. Y cada vez que alguien le preguntaba por qué estaba tan deprimido, respondía que porque le habían robado. La pregunta obligada era ¿y tu perro? -pues hasta mi perro se llevaron.

Esta anécdota durante años provocaba risas, pero ¿sería posible extraer una experiencia de ella? Yo creo que sí. Podemos decir que mientras más confiados estamos con respecto de una situación, más bajamos nuestro nivel de atención, confiarse en tener un perro agresivo llevó al dueño a descuidar otros detalles, como la seguridad de puertas y bardas o la excesiva confianza que le dejaron tener con algunos vecinos y empleados.

Sé que las situaciones que se presentan en un taller tienen una posibilidad alta de que se presenten en otro. Eso significa que si estamos atentos, podemos anticiparnos y aprovecharnos de lo que otros ya han vivido.

Yo, en lo personal, sugiero a quienes participan en mis cursos que siempre tomen nota de lo que les ha pasado a otros, para que, si se trata de algo malo, no les pase o que si les pasa no les tome desprevenidos. Pero muchas veces veo como cuando alguien platica un problema, los demás se quedan en la burla cómoda y no toman nota. Y al tiempo pagan las consecuencias, olvidando que la experiencia se puede adquirir a través de lo que nosotros o las demás personas vivimos.

Círculos de experiencias

Cuando compartimos nuestras propias experiencias podemos crecer, pues muchas veces al platicar descubrimos nuevas enseñanzas. Tengo el gusto de conocer a varios grupos de mecánicos que se reúnen periódicamente para compartir tips, auto capacitarse y pasarse información, dejando de lado el individualismo.

Estos grupos pueden iniciar con pocos integrantes, pero lo importante es que compartan para tener un beneficio individual y grupal. Claro está que a veces nos cuesta dar, porque sentimos que si a nosotros algo nos costó, consideramos que a los demás les debe costar lo mismo.

No pensemos que por el simple hecho de haber vivido 10 años en un taller, tenemos ese tiempo de experiencia, porque pudiera pasar que lo único que estemos haciendo es repetir los errores del primer año en los últimos nueve.

Y a propósito de experiencias, los esperamos en Expo Reforma los días 27 y 28 de septiembre en el 6º. Encuentro Técnico Automotriz, donde tendremos la oportunidad de convivir y compartir.

Ing. Alberto D. Quiroga Venegas

Dirección de Proyectos Sistemas Integrales

de Capacitación y Asesoría Automotriz, S.C.

sicaa@prodigy.net.mx· www.sicaa.com.mx

Share on Facebook0Tweet about this on TwitterShare on Google+0Share on LinkedIn0Pin on Pinterest0Email this to someone

Comentarios
No hay comentarios en “La experiencia”

 

Aviso de privacidad © 2014 Derechos reservados por Alianza Editores, S.A. de C.V.