Noticias
Franquicias automotrices, un modelo de negocios exitoso
21 noviembre 2005
Autor:
La industria automotriz representa en ellas más del 7%
 La franquicia en México es relativamente joven, ya que existe como figura legal a partir de 1991, siendo hasta 1994 que se aprueba la primera legislación que regula los elementos que debe reunir una empresa para convertirse en tal.

Con el propósito de conocer más acerca de este segmento de mercado, Alianza Automotriz entrevistó a Roberto Ramos Weckmann, presidente de la Asociación Mexicana de Franquicias (AMF), quien señaló que actualmente este sector es fuerte, ya que representa en ventas a nivel nacional, durante los 20 años de su existencia en México, arriba del cinco por ciento del Producto Interno Bruto (PIB).

Operan 730 conceptos de franquicias diferentes, lo que suma más de 500 mil empleos, 42 mil puntos de venta teniendo una repercusión en la economía nacional de poco más de 58 mil millones de dólares. “Tenemos alrededor de 750 marcas en el mercado, con más de 48 puntos de venta donde se genera un poco más de medio millón de empleos directos”.

El crecimiento que tuvo el sector de las franquicias durante el 2004 fue de 19.5 por ciento por arriba de las estimaciones de crecimiento del sector oficial, que fue alrededor del 5 por ciento. El 68 por ciento de éstas son marcas mexicanas, el resto son principalmente de Estados Unidos, España, Canadá y otros países.

El modelo de operación de las franquicias ha demostrado su solidez, pues el 95 por ciento de estas empresas siguen vivas después del quinto año de vida, cuando el 60 por ciento de los negocios independientes no superan ni siquiera el segundo año.

Para el 2005, este sector espera crecer en un 17 por ciento, con la incorporación de 100 nuevas marcas al mercado nacional, que generarán 80 mil nuevos empleos, y otros siete mil puntos de negocio, para llegar a más de 50 mil. De esta manera, México se coloca entre los 10 países con mayor número de este tipo de empresas, atrás de Reino Unido, Australia, Brasil, Japón, Alemania, Canadá, Estados Unidos y China, que por cierto, en tan sólo 4 años ya opera mil 900, superando a Estados Unidos que tiene mil 500.

Este modelo de administración ha demostrado ser rentable para aquellos que están buscando una expansión de su negocio. Permite un crecimiento rápido y un buen posicionamiento de la marca, además de trabajar con socios capitalistas, los franquiciatarios, quienes operan sus propias unidades.

Las estadísticas demuestran, de una manera tajante, que el modelo de la franquicia es más seguro ya que conlleva: capacitación, asesoría técnica constante, cómo hacer ese negocio; eso es lo que lleva al éxito al empresario, que el iniciar uno propio con los riesgos que asume el inversionista, comentó el presidente de la AMF.

¿Cómo se dividen las franquicias?

Del universo de franquicias el 24 por ciento ofrecen servicios: 23 por ciento restaurantes, 21 por ciento ventas al menudeo, 14 por ciento educación, 8 por ciento cuidado personal, 5 por ciento entretenimiento y 5 por ciento varios giros. Del 24 por ciento el 10 por ciento corresponde a talleres automotrices.

El mercado de las franquicias spera un crecimiento este año del 17 por ciento; con 100 nuevas marcas que se incorporan al mercado nacional generando 80 mil nuevos empleos y otros 7 mil puntos de negocio, para llegar a más de 50 mil.

Dentro de éstas el presidente de AMF señaló que prevén que entren unas tres o cuatro marcas nuevas del sector automotriz, en lo que queda de este año y el próximo.

Franquicias automotrices

Las franquicias automotrices participan cada vez más en México, hay en servicio automotriz, renta de autos, seguros, entre otras.

Según el directorio oficial de la AMF las marcas que operan en nuestro país son 31, que representan poco más del 7 por ciento y dan empleo a cerca de 100 mil personas, gracias a inversiones importantes.

Las franquicias automotrices han tenido un crecimiento que va del 15 al 20 por ciento, y se encuentran por todo el país, pero principalmente en ciudades como: México, Guadalajara, Monterrey, Puebla, Veracruz, Cancún, Los Cabos, Playa del Carmen, entre otras.

Roberto Ramos comentó: “la industria automovilística tiene mucho que ver en las franquicias, hay que recordar que de cada peso que se gasta en México 15 centavos se van a una franquicia”.

Entre las ventajas de participar en un sistema como éste se encuentran varias. “El hecho de que entregan un negocio que ya está aprobado, con una marca posicionada. Damos capacitación, enseñamos a llevar a cabo el negocio. Cómo llegar más fácil al éxito. Se Otorga un posicionamiento de marca que es importante para darle seguridad al consumidor. Además de asesoría constante durante el transcurso del negocio”, explicó Roberto Ramos.

Como desventaja, el inversionista pierde un poco de creatividad, porque al estar dentro de este modelo de negocio se deben seguir ciertos lineamientos, ciertas reglas. Además de que se tiene que pagar una contraprestación al principio, que es la cuota inicial por el conocimiento del pago de esta marca y del negocio, así como una regalía constante que es un porcentaje de la venta mensual.

Mayor profesionalización

En cuanto al sector automotriz, la inversión es diferente ya que son rangos variados: desde talleres pequeños, especializados, para servicios exprés como es un cambio de aceite, hasta talleres grandes que ofrecen diferentes servicios por lo que no se puede hablar de una determinada inversión.

Ramos Weckmann señaló que el mercado de servicio automotriz se está modificando con las franquicias, pues se llega a una mayor profesionalización del servicio. Al tener un estándar de calidad, y una marca posicionada. Esto obliga al negocio a mantener calidad en el servicio.

“El modelo de la franquicia está ayudando a los talleres a hacerse eficientes en su trabajo, más profesionales, a cuidar al cliente para que al mismo tiempo se cuide la marca y el negocio como tal, lo que les está dando un mejor posicionamiento”.

¿En desventaja los proveedores pequeños?

“Las franquicias grandes de autopartes las vemos como oportunidades y no como desventaja para pequeños proveedores. Toda la globalización que estamos viviendo en el mundo entero, nosotros la observamos como oportunidad no como amenaza. La oportunidad de ser mejor, de crecer, de hacer alianzas, eso es lo que tienen que ver los proveedores”.

Aquellas empresas que están en la manufactura de autopartes tendrán que elevar sus estándares de calidad, mejorar su servicio, logística y distribución. Toda la producción de sus autopartes para poder no sólo competir sino mantenerse como líderes en el mercado nacional.

Además de que tienen la oportunidad aquellos pequeños que no pueden estar en toda la República de montarse a las grandes estructuras cuando llega una marca que cumpla con todas las necesidades a nivel nacional ellos puedan ingresar a esas empresas para hacer crecer su negocio.

Lo primero que deben llevar a cabo los pequeños proveedores para poder participar en una franquicia es acercarse a las marcas como tal. La AMF tiene estadísticas y los nombres de las empresas que ya están operando, así como de aquellas que están interesadas en entrar al país.

“Sólo tienen que acercarse a las marcas, ver cuales son sus requisitos y como su línea de créditos o de servicios pueden aliarse a los que va a traer la franquicia al país como tal. Normalmente cuando entra una franquicia lo primero que busca son proveedores locales porque le conviene la producción local ya que es menos costosa, siempre y cuando tengan un buen estándar de calidad”.

El reto

El mayor reto para los proveedores nacionales es subir sus estándares de calidad para cumplir con los de las franquicias. La atracción principal para ellos es el incremento en ventas, el poder subirse a una red nacional. “Cuando yo no tengo la capacidad como empresa de darle servicio a nivel nacional, ese es mi gran potencial: aumentar mis ventas montándome a una estructura nueva, sin tener que hacer una inversión por mi cuenta”.

Aquí lo interesante de ser proveedor de una franquicia es que muchas veces pueden llegar a una negociación con la misma franquicia; contratos a largo plazo donde si tengo que hacer una inversión a mi negocio para poder proveer algún producto las franquicias me apoyan o firman contratos que garanticen esa inversión.

Impacto a los talleres automotrices tradicionales

El presidente de la AMF dijo que las franquicias impactan a los talleres automotrices tradicionales de forma positiva porque éstos reaccionan al dar un mejor servicio y producto para sus clientes. Y de una manera negativa cuando se quedan con sus modos tradicionales de hacer negocio y no se mueven. “Eso es como en cualquier otro negocio”.

La ventaja aquí es el tener un estándar de calidad en sus productos y servicios, esto le va a aumentar la clientela, así como la posibilidad de crecimiento. Una expansión acelerada por medio de la franquicia que va a implicar mejores posibilidades de ingreso para cualquier compañía.

Share on Facebook0Tweet about this on Twitter0Share on Google+0Share on LinkedIn0Pin on Pinterest0Email this to someone

Páginas: 1 2


Comentarios
No hay comentarios en “Franquicias automotrices, un modelo de negocios exitoso”

 

Aviso de privacidad © 2014 Derechos reservados por Alianza Editores, S.A. de C.V.