Noticias
El mecánico profesional
15 mayo 2006
Autor:

 Cada vez tiene más importancia para el mecánico la necesidad de ser profesional.
Así es, ya no hablamos de ser profesional como una opción sino como un deber para aquellos que quieren permanecer en el mercado por muchos años.
El mecánico deberá tener en el futuro una visión mucho más allá de ser un simple reparador de vehículos, y llegar a ser un profesional que cuente con una serie de capacidades y habilidades que demandará el cliente y el mercado.

Estas habilidades le proporcionarán al mecánico la oportunidad de jugar papeles más importantes y lo convertirán en fortalezas para aquellos talleres que cuenten con la fortuna de tenerlos trabajando. A continuación haré una breve descripción de estas habilidades que deberán reunir los nuevos profesionales de la mecánica.

Habilidades técnicas

Comencemos por las más evidentes. El mecánico actual debe contar con conocimientos y habilidades ya no sólo en la mecánica automotriz, también debe reunir conocimientos de electrónica para atender a los sistemas automotrices que ahora son controlados por mecanismos de este tipo.

También el mecánico debe familiarizarse con el uso y manejo de la computadora para acceder a toda la información técnica que ahora se maneja, casi exclusivamente por este medio, y contar con los conocimientos básicos de inglés técnico para entender la información escrita en ese idioma e interpretar los códigos y mensajes de los equipos de diagnóstico.

A su vez, el uso de la Internet para buscar información y el uso del correo electrónico para mantenerse en contacto con clientes y proveedores, también deberá ser de práctica común, y deberá estudiar para utilizar estas herramientas adecuadamente y no abusar de ellas.

Habilidades humanas

El mecánico actual ya no puede trabajar aislado como en los talleres de antaño. Ahora debe ser capaz de trabajar en equipo, participando en acciones conjuntas para lograr fines comunes, consciente de formar parte de una empresa.

Para trabajar en equipo, se debe ser lo suficientemente abierto a escuchar propuestas de los demás y desarrollar la capacidad de aprender de todos y de enseñar a todos.

Ya hacia afuera de la empresa, el mecánico debe desarrollar su habilidad para interactuar con el cliente, aun cuando no sea su responsabilidad directa, ya que las personas se vuelven más demandantes en lo que a comunicación se refiere.

Si un mecánico debe explicarle al cliente el por qué de un diagnóstico o las consecuencias de una reparación, lo debe hacer de manera adecuada para no entorpecer la venta o provocar conflictos, por el contrario, debe favorecer la buena imagen de la empresa, y por ende, la de él mismo.

Habilidades gerenciales

No importa que un mecánico comience de ayudante. Desde ese puesto se debe ir preparando para en un futuro ocupar cargos de mayor importancia o formar su propia empresa, desarrollando la capacidad de administrar los recursos de manera correcta.

Comenzando por el tiempo, el mecánico debe decidir todos los días como ocupar sus ratos libres, ya sea estudiando o desperdiciándolos. De esas decisiones dependerá en mucho su futuro. Y así como con el tiempo, el mecánico debe utilizar adecuadamente su dinero, sus herramientas, sus manuales y todos los demás recursos.

Es un hecho que la mayoría de los líderes se forman desde abajo, y van dejando huella, así que el líder actual de un taller debe propiciar el crecimiento de sus empleados o subalternos para que ese crecimiento se traslade a la empresa, a diferencia de prácticas antiguas que limitaban al trabajador para que nunca se fuera, aun cuando resultaba perjudicial a la larga tener trabajadores limitados.

Habilidades comerciales

La realidad nos marca que las empresas exitosas han comprendido que todos los que colaboran en ellas venden.

En un taller debe suceder lo mismo. Así como una secretaria no se debe limitar a contestar el teléfono, y debe atender al cliente de manera que ayude a la empresa a vender más, un mecánico que no se sepa expresar entorpece la venta, a diferencia de uno que lo haga bien y la cierra.

Para esto se debe generar una conciencia de que todo aquel que trabaje en un taller está en un proceso constante de venta, desde la manera en la que recibe al cliente o repara un auto mientras es observado.

Entender al cliente y sus necesidades es fundamental para lograrlo, y por ello habilidades de trato al cliente, de negociación, de cierre de ventas y en resumen de servicio, deberán ser asimiladas y utilizadas por el mecánico.

La responsabilidad de ser mecánico

Algunas veces he tenido la oportunidad de reflexionar con amigos mecánicos sobre la responsabilidad de su actividad.

Un mecánico profesional debe tener siempre presente la enorme carga que adquiere cuando repara un auto. Comencemos a definir esto por orden de importancia.

En muchos casos, el mecánico tiene en sus manos la vida de sus clientes, pues una reparación mal hecha en el sistema de frenos puede ocasionar un choque, y con ello daños o inclusive la muerte de los ocupantes. Caso similar sería causar un incendio en un vehículo por no verificar que una manguera del sistema de combustible quede bien montada, o dejar un cable expuesto a provocar un corto circuito.

No hay estadísticas en México que nos digan cuantos accidentes automovilísticos han sido generados indirectamente por mecánicos, pero es un hecho afirmar que un mecánico negligente puede ocasionar la muerte de personas.

En muchas actividades que son riesgosas por la responsabilidad propia de su ocupación, existen certificaciones periódicas, como es el caso de los mecánicos de aviación, a quienes se les exige una certificación anual para renovarles una licencia sin la cual no pueden laborar.

En el aspecto material, en muchos casos el auto es la posesión física más valiosa del cliente, y al dañarlo, lesionamos directamente su economía y patrimonio.

Por lo tanto, el mecánico deberá distinguirse cada vez más por una ética profesional que lo lleve a guiarse por valores como la honestidad, la responsabilidad, la solidaridad y el respeto, por mencionar algunos.

La gran diferencia

Con todas estas capacidades y habilidades reunidas en una persona, los talleres podrán enfrentar de mejor forma a un cliente cada vez más exigente y a unos competidores más agresivos.

Insisto en que los trabajadores de cada empresa la pueden ayudar a crecer a o hundirse, y los mecánicos son la piedra fundamental donde están los cimientos productivos de los talleres.

Es por esto que los líderes de estas empresas deben preocuparse por buscar formar equipos de trabajo con gente profesional, y no tener miedo a que la gente capacitada se vaya o sea poco manejable.

Por el contrario, se debe enfrentar este reto como tal, y para ello los dueños de talleres deben desarrollar a su vez habilidades de liderazgo que les permitan guiar a estos nuevos mecánicos profesionales que está demandando el México actual.

Ing. Alberto Quiroga Venegas
Dirección de Proyectos
Sistemas Integrales de Capacitación y
Asesoría Automotriz, S.C.
sicaa@hotmail.com

Share on Facebook0Tweet about this on TwitterShare on Google+0Share on LinkedIn0Pin on Pinterest0Email this to someone

Comentarios
2 Comentarios en “El mecánico profesional”
  1. yanelis napoleon Dijo:

    ssssssssssssssssssssiiiiiiiiiiipppppppp es bueno

  2. adelita Dijo:

    mmmm esta muy largo para sacar lo mas importante



 

Aviso de privacidad © 2014 Derechos reservados por Alianza Editores, S.A. de C.V.